Localización

Año Jubilar Lebaniego

Trámites On-line

Historia


En el territorio que hoy ocupa Ruesga existen evidencias de poblamiento del Paleolítico Superior en las numerosas cuevas localizadas, como las del Patatal, el Risco o Emboscados, en las que se han hallado manifestaciones artísticas, grabados y pinturas, así como también restos correspondientes a la Edad del Bronce en las cuevas de Cofresnedo, Brasada y Llusa, en Ogarrio.

Entre las escasas referencias medievales, consta la vinculación de Ruesga a la colegiata de Valpuesta, sede del obispado hasta el siglo XI. No obstante, su posición territorial convirtió a este valle en un punto de interés en el proceso de señorialización que tuvo lugar en el territorio de Castilla la Vieja. La documentación sólo permite comprobar que éste culminó en la donación de la jurisdicción por parte de Fernando IV a la Casa de Velasco.

La expansión de este linaje a Ruesga está constatada en el Becerro de las Behetrías (1351), señorío que se consolida a través del privilegio otorgado por Juan II de Castilla en 1392, por el que confirmaba a Juan de Velasco todos los lugares de Ruesga y Soba, dos municipios cuya historia estuvo unida desde época medieval hasta finales del Antiguo Régimen.

Ruesga formó parte del Obispado de Santander y de la Provincia Marítima de igual nombre. Al configurarse los ayuntamientos constitucionales, en 1822, el valle se dividió en dos. El sur tomó el nombre del único lugar existente, Arredondo, mientras que el resto del valle se denominó Ruesga y agrupó a los núcleos de población de Matienzo, Mentera Barruelo, Ogarrio, Valle y Riva, estableciéndose la capital en este último. Un caso particular es Calseca, localidad perteneciente a efectos municipales y administrativos de Ruesga pero enclavada en Arredondo. El pueblo ocupa terrenos que en los siglos XVII y XVIII eran de aprovechamiento comunal de Ruesga. El origen de este enclave se encuentra citado en la división del antiguo Valle de Ruesga en los ayuntamientos constitucionales de Arredondo y Ruesga en 1822.


Algunos personajes históricos

Federico Porres del Castillo. Militar y empresario. (Mentera, 1902–¿?, ¿?). Emigró a Cuba, participó en la primera guerra colonial y alcanzó el grado de Comandante, residió en Camagüey y La Habana. Regresó a Ruesga y aumentó su fortuna en Alemania.

Emeterio Zorrilla y Bringas. Empresario. (Riva, 1848–¿?, 1920). Emigró a Cuba, donde permaneció 56 años. Fue vocal de la Junta General protectora de libertos, vocal del Banco Agrícola de Puerto Príncipe, vocal de la Junta de la Deuda, presidente del Banco de Comercio, presidente de la Asociación de Dependientes de Comercio de La Habana, director de El Diario de la Marina, miembro del Consejo de administración de Cuba, presidente de la Compañía de Gas y Electricidad de La Habana, vicepresidente de la Compañía de Tranvías, presidente de la Compañía Cervecera Internacional, vicepresidente de la Cámara Española de Comercio y fundador de la Sociedad Montañesa de Beneficencia en 1883. En su localidad natal financió la traída de aguas y las escuelas para maestros, sede del actual ayuntamiento.

José Zorrilla San Martín. Religioso. (Valle, 1702–¿?, 1768). Estudio en el colegio de Jesuitas de Villagarcía de Campos y en la Universidad de Valladolid –fue rector de la misma–. Fue canónigo de Valladolid y Coria, inquisidor y obispo de Salamanca.


 

* Informacion obtenida en la web www.cantabria102municipios.com